Mostrando entradas con la etiqueta listos. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta listos. Mostrar todas las entradas

domingo, 16 de julio de 2017

Buenas noches. Listos y tontos


Habitualmente quienes quieren demostrar que son muy listos, lo que muestran es que son tontos. No se dan cuenta de que la inteligencia se muestra sola, no hay que demostrarla ante nadie.

Buenas noches.


lunes, 24 de octubre de 2016

Buenas noches. Sabios y listos



Los sabios son capaces de prever el futuro y las consecuencias del presente. 

Los listos sólo saben, cuando la saben, justificar el presente basándose en el pasado. 

Buenas noches.


domingo, 1 de marzo de 2015

Buenas noches. Creyentes




En cuanto el ciudadano pierde la razón y se hace creyente, el listo aprovecha para hacerle comulgar con cualquier rueda de cualquier molino. 

Buenas noches.

jueves, 21 de noviembre de 2013

Lo que veo cuando miro. Listos e inteligentes





El listo es el que sabe hacer lo que le interesa en cada momento y lo hace.

El inteligente es el que sabe hacer lo que se debe hacer y pone en práctica lo necesario para hacerlo.

Lamentablemente, hay muchos más listos que inteligentes.

Buenas tardes.

lunes, 17 de octubre de 2011

La llegada de los listos





Es posible que nos estemos olvidando de que elegimos a unos políticos para que gestionen bien la cosa pública, que es de todos y no sólo de ellos, con el fin de que todos podamos beneficiarnos de esa buena gestión.

Ocurre que cuando llegan al poder una serie de listos, que organizan la cosa pública según su propio interés o en el de los suyos o que incluso llegan a destrozar lo público para lograr con ello beneficios privados, no sé por qué extraño motivo no protestamos y los mantenemos años y años en el poder, haciéndonos daño y entregándoles estúpida y gratuitamente nuestro tiempo, nuestros dineros y nuestras vidas. Deben de ser, como siempre, cosas de la ignorancia.

lunes, 25 de julio de 2011

Como una droga



Hay una clase de listos que dicen tonterías para que los oyentes, a los que cree tontos, les hagan caso y acepten sus consignas. Previamente han entontecido a cuantos más, mejor, acostumbrándolos a la mentira, privándolos de una educación crítica, sembrándoles el odio en lugar de la igualdad, acostumbrándolos a asumir las discriminaciones a las que son sometidos sin que se den cuenta y construyendo así, poco a poco, una clientela de tontos fieles, sumisos, inconscientes y dispuestos a todo con tal de que el listo les salve lo que les queda de vida infeliz. Sólo queda la posibilidad improbable de que el tonto tome conciencia de que el supuesto listo en realidad es un golfo que le está engañando desde que apareció en su vida. Pero esto es algo tan difícil como dejar la droga.

viernes, 16 de julio de 2010

Infinito



El infinito es aproximadamente la distancia que hay entre lo listo que él se cree y lo tonto que me parece a mí que es.